España en llamas

La Fundación Ciudadana Civio ha desarrollado una aplicación para entender mejor la problemática de los incendios en España.
‘España en Llamas’ es una aplicación web gratuita que visualiza y permite navegar por datos inéditos de todos los incendios forestales de 100 hectáreas o más ocurridos en España (entre 2001 y 2010), poniendo en contexto muchos de los fuegos que estamos sufriendo. Parte de su valor radica en que usa por primera vez datos primarios que proceden de los informes que realizan las brigadas de extinción después de cada incendio.
Para cada fuego podrás conocer su localización en el mapa, las hectáreas quemadas, cuándo comenzó y cuánto duró, la causa, las víctimas ocasionadas y otra información, como gastos de extinción y pérdidas producidas.
Incendios en detalle a un nivel nunca visto: http://www.espanaenllamas.es/
Esta entrada foi publicada en Cambio Climático, Deforestación e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

5 Responses to España en llamas

  1. Ana Abella di:

    El fenómeno de los incendios forestales se ha convertido en uno de los mayores problemas ecológicos que sufren nuestros montes debido a la elevada frecuencia e intensidad que ha adquirido en las últimas décadas.

    El fuego es un elemento natural que forma parte de los fenómenos que modelan el paisaje. Especialmente en los ambientes mediterráneos debemos admitir que el fuego es un incómodo compañero de viaje con el que hay que convivir. Precisamente, gran parte de nuestra vegetación está adaptada a la acción del fuego, con estrategias rebrotadoras o de germinación tras el incendio.

    Sin embargo, el fenómeno de los incendios forestales ha dejado de ser una perturbación natural que modela el paisaje para convertirse en una terrible amenaza que en más de un 95% de los casos está ocasionada por el ser humano. Se saben las causas, pero el número de responsables detenidos es pequeño y, menor todavía, el número de condenados por este delito recogido en el código penal.

    Es un problema ambiental de primer orden en nuestro país, y debe realizarse un esfuerzo en la prevención de cara a preservar los bosques que son de gran importancia.

  2. Alejandro Juárez di:

    Así se hizo España en Llamas:

    Este proyecto empezó en noviembre de 2011 leyendo. No un libro, sino la web de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Juan, que es un gallego preocupado por el problema de los incendios en su comunidad, vio una frase que le llamó la atención. El ministerio decía tener una base de datos que guardaba información muy detallada de todos los incendios forestales ocurridos en nuestro país. La “EGIF”. Pero en la web, solo había informes en PDF con estadísticas agregadas.

    Así que Juan les pidió la base de datos, ejerciendo su derecho a acceder a información pública. España es aún el único gran país de Europa sin ley de transparencia, pero sí existe una ley que garantiza el acceso a la información relacionada con el medio ambiente. El pasado noviembre envió dos solicitudes, una al ministerio y otra a la Comisión Europea a través de AskTheEU.org. En febrero consiguió los datos completos provenientes de los partes de incendios forestales de toda España para la década de 2001 a 2010. Los datos detallados del 2011 no estarán disponibles hasta después del verano (y los incorporaremos en cuanto los tengamos).

    Antes de empezar el análisis, se convirtió la base de datos de MS Access a MySQL utilizando esta utilidad de conversión desarrollada por Cynergi. Además, se convirtieron las coordenadas de localización de los incendios y de los municipios de UTM a coordenadas geográficas WGS 84 utilizando la herramienta desarrollada por José Guerrero. Por último, se convirtieron los tiempos de control y extinción de fecha y hora a unidades de minutos.

    En el análisis de la información contenida en la base de datos se detectaron las siguientes carencias de cara a un tratamiento homogéneo de los datos:

    La causalidad de los incendios no es cierta sino supuesta en más del 50% de los incendios (57,49%).
    La geolocalización de los incendios no está informada en más del 20% de los incendios (23,41%). Así solucionamos el problema en la selección que mostramos en el mapa:
    Si no estaba geolocalizado el incendio, se utilizó la del municipio como mejor aproximación.
    Si tampoco había datos del municipio, se utilizó el centro de la provincia asignada al incendio, aunque esta aproximación solo fue necesaria en 5 casos.
    La información de pérdidas económicas y gastos es muy escasa, lo cual hace muy difícil analizar el coste real de los incendios que han ocurrido en España. Solamente podemos mostrar datos en aquellos incendios que cuentan con ellos:
    Tan solo el 29,64% de los incendios tienen información sobre las pérdidas económicas generadas
    Únicamente el 19,68% de los incendios proporcionan datos sobre los gastos de extinción incurridos

    Para la visualización se intentó restringir el número de incendios para que el rendimiento de la misma fuese aceptable. Hemos utilizado la localización del incendio marcado por la base de datos como el centro y marcado la superficie proporcionalmente en un círculo a su alrededor. Esto no quiere decir que el incendio se propagase de forma circular, pero da una idea del tamaño de la superficie quemada real.

    De los 170.822 incendios que tiene la base de datos EGIF en ese periodo nos hemos centrado en aquellos incendios mayores o iguales a 100 ha de superficie forestal quemada (un total de 1.508 incendios). Aún suponiendo menos del 1% de los incendios disponibles esta selección supone más del 60% de la superficie forestal quemada total en el periodo 2001-2010.

  3. Yemby Cutire di:

    precauciones que hay que tomar

    los postes de luz y torres de alta tensión son muy peligrosos, por lo que conviene alejarse de estos elementos y, en caso de caída, avisar al teléfono 112.

    Aconseja igualmente evitar circular si es posible y, en caso de tener que salir, usar preferentemente el transporte público y en caso de tener que salir e informarse de la predicción meteorológica.

    Reducir la velocidad a límites de seguridad pues un golpe de viento puede desviar de la trayectoria y advierte de que las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento corren el peligro de volcar ante vientos transversales.

  4. Miguel Castelo di:

    Estas son algunas medidas para evitar la contaminación:

    1.- No enciendas fuego en el campo, ni para quemar rastrojos o pastos, ni para utilizar barbacoas o fogatas, (ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto). En la época de alto riesgo de incendios, del 1 de junio al 1 de noviembre, cualquier chispa o llama, por pequeña que sea, puede dar lugar a un desastre.

    2.- No arrojes al suelo cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio. Lo mejor: es no fumar en el campo.

    3.- En los terrenos forestales no utilices desbrozadoras, motosierras, grupo de soldadura, amoladora o radial.

    4.- A las personas cuya vivienda se encuentre ubicada o circundada por terrenos agrícolas o forestales, se les recomienda que no pongan setos de especies que arden con facilidad.

    5.- En épocas de riesgo de incendios, del 1 de junio al 1 de noviembre, para adentrarse en el monte es conveniente conocer bien el terreno, las vías de comunicación, caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad. Si vas a practicar senderismo, en especial en compañía de mayores y niños, procura no salirte de los circuitos señalizados.

    6.- Comunica a las autoridades públicas los vertederos o puntos de vertidos ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos a ello. Suelen ser una causa habitual de aparición de incendios forestales.

    7.- No pretendas llegar en coche o vehículo motorizado a todas partes, el contacto del tubo de escape con matorrales secos podría provocar un incendio. Del 1 de junio al 1 de noviembre, para evitar incendios no utilices el vehículo. En zonas forestales estaciona el coche en aparcamientos habilitados, o, al menos, en zonas totalmente despejadas de pastos o matorral.

    8.- Si ves un incendio avisa lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062 teléfono de la Guardia Civil. Indica en tu aviso el camino más adecuado para llegar, teniendo en cuenta hacia donde avanza el fuego. Es recomendable, además, conocer los servicios de emergencia locales y como contactar con ellos.

    9.- Las personas que se encuentren cerca de un incendio, deben intentar ir a un claro donde el fuego no les pueda alcanzar, tratando de alejarse por las zonas laterales del incendio y más desprovistas de vegetación; si circulan en coche deben cerrar las ventanillas e intentar dirigirse a una zona fuera de peligro. No debes dirigirte hacia barrancos u hondonadas, ni intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella. Recuerda que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego te rodee. Por tanto, ve siempre en sentido contrario a la dirección del viento.

    10.- Las personas que participan en labores de extinción no deben trabajar aisladas, deben estar coordinados y siempre a las órdenes de las autoridades competentes. Recuerda que si fueses requerido por las Autoridades públicas para colaborar en la extinción de un fuego, tienes el deber legal de colaborar.

    Si todos siguiesemos estas indicaciones ya dichas, evitariamos la desparación de las especies de flora y fauna y además disminuriamos las emisiónes de Co2

  5. Miguel Castelo di:

    Estas son algunas medidas para evitar los incendios:

    1.- No enciendas fuego en el campo, ni para quemar rastrojos o pastos, ni para utilizar barbacoas o fogatas, (ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto). En la época de alto riesgo de incendios, del 1 de junio al 1 de noviembre, cualquier chispa o llama, por pequeña que sea, puede dar lugar a un desastre.

    2.- No arrojes al suelo cerillas, colillas, cigarros u objetos en combustión, ni tampoco papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio. Lo mejor: es no fumar en el campo.

    3.- En los terrenos forestales no utilices desbrozadoras, motosierras, grupo de soldadura, amoladora o radial.

    4.- A las personas cuya vivienda se encuentre ubicada o circundada por terrenos agrícolas o forestales, se les recomienda que no pongan setos de especies que arden con facilidad.

    5.- En épocas de riesgo de incendios, del 1 de junio al 1 de noviembre, para adentrarse en el monte es conveniente conocer bien el terreno, las vías de comunicación, caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad. Si vas a practicar senderismo, en especial en compañía de mayores y niños, procura no salirte de los circuitos señalizados.

    6.- Comunica a las autoridades públicas los vertederos o puntos de vertidos ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos a ello. Suelen ser una causa habitual de aparición de incendios forestales.

    7.- No pretendas llegar en coche o vehículo motorizado a todas partes, el contacto del tubo de escape con matorrales secos podría provocar un incendio. Del 1 de junio al 1 de noviembre, para evitar incendios no utilices el vehículo. En zonas forestales estaciona el coche en aparcamientos habilitados, o, al menos, en zonas totalmente despejadas de pastos o matorral.

    8.- Si ves un incendio avisa lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062 teléfono de la Guardia Civil. Indica en tu aviso el camino más adecuado para llegar, teniendo en cuenta hacia donde avanza el fuego. Es recomendable, además, conocer los servicios de emergencia locales y como contactar con ellos.

    9.- Las personas que se encuentren cerca de un incendio, deben intentar ir a un claro donde el fuego no les pueda alcanzar, tratando de alejarse por las zonas laterales del incendio y más desprovistas de vegetación; si circulan en coche deben cerrar las ventanillas e intentar dirigirse a una zona fuera de peligro. No debes dirigirte hacia barrancos u hondonadas, ni intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella. Recuerda que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego te rodee. Por tanto, ve siempre en sentido contrario a la dirección del viento.

    10.- Las personas que participan en labores de extinción no deben trabajar aisladas, deben estar coordinados y siempre a las órdenes de las autoridades competentes. Recuerda que si fueses requerido por las Autoridades públicas para colaborar en la extinción de un fuego, tienes el deber legal de colaborar.

    Si todos siguiesemos estas indicaciones, evitaríamos la desparación de las especies de flora y fauna y además disminuríamos las emisiónes de Co2 a la atmósfera.

Deixa unha resposta