CLONACION A PARTIR DE TEJIDO ADIPOSO

Una ternera mansa y saludable que pasta en una granja en Brasil es única en el mundo por haber sido la primera que ha sobrevivido a una clonación a partir de una célula de tejido adiposo.

Se trata de “Brasilia de Cerrados”, una ternera de la raza guzerá lechera nacida el 23 de abril pasado en las granjas experimentales de la Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria (Embrapa) en Planaltina, cerca de Brasilia.

En el país que tiene la mayor cabaña bovina comercial del mundo, con 212,8 millones de reses, “Brasilia de Cerrados” tiene la particularidad de ser el primer fruto de una experiencia destinada a clonar vacas a partir de las células del tejido adiposo (grasas) de otro animal.

“Tenemos conocimiento de que otro bovino producido a partir de células madre inducidas del tejido adiposo -y no directamente de células adiposas- llegó a nacer (vivo) pero murió enseguida”, explicó a Efe el especialista Carlos Frederico Martins, investigador de la Embrapa y coordinador del proyecto.

Según Martins, en el caso de la ternera brasileña, “se trata del primer animal saludable clonado directamente a partir de células del tejido adiposo, es decir del primer nacimiento con este tipo de clonación celular” del que se tenga noticia en la literatura científica mundial.

La ternera nació con 35 kilos de peso y en perfectas condiciones de salud, y mama sin problemas de su madre de alquiler.

El animal fue producido por la técnica de clonación de transferencia nuclear, que consiste en introducir el material genético de una célula (la adiposa) en un ovocito (óvulo inmaduro) de la misma especie al que se le ha retirado el material genético.

Este ovocito es activado para que comience a multiplicarse y convertido en un embrión que luego es implantado en el útero de vacas receptoras que le servirán como madre de alquiler.

En las clonaciones suelen usarse células embrionarias o células madre inducidas del tejido epidérmico, por lo que el uso de células adiposas abre grandes posibilidades, según la Embrapa.

 

 

Esta entrada foi publicada en Biotecnoloxía, Clonación e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta