Calentamiento a 700 m de profundidad sorprende a los científicos

Uno de los razonamientos más empleados por los críticos con el cambio climático tiene que ver con el aparente “cese” en el aumento de las temperaturas que se constata desde finales de la década de los 90.

Pese a que esta afirmación es categóricamente falsa (ahí están los datos que advierten de los récords alcanzados en 2005 y 2010, considerados generalmente los años más calurosos), si es cierto y así lo admiten los científicos, que el calentamiento no ha ocurrido tan rápidamente como se había predicho hace 10 años. Lo cual parece paradójico, habida cuenta del aumento constante en las emisiones de gases invernadero.

¿Quién tiene razón entonces?

Bien, la respuesta la podría tener un estudio publicado recientemente en la revista Geophysical Research Letters. En dicho trabajo, científicos del Centro Nacional para Investigación Atmosférica de los EE.UU. (NCAR) y colegas europeos, afirman haber encontrado ese “calor que faltaba”… a 700 metros bajo la superficie del océano.

Pese a que los científicos ya sabían que aproximadamente el 90% del calor producido por el cambio climático acaba en los océanos, y a que sospechaban que era ahí justamente donde aparecería ese “calor no localizado”, el estudio ahora publicado parece confirmar las sospechas. Y no solo eso, si las conclusiones son correctas, el calentamiento global no solo no se ha detenido, como afirman los críticos, sino que se ha acelerado.

Los propios autores alertan de que este hallazgo señala el comienzo de la fase de calentamiento oceánico más sostenida encontrada en los registros. En sus propias palabras: “En realidad, los ritmos recientes de calentamiento de las aguas bajo los 700 metros parecen carecer de precedentes”.

Sin embargo, el hecho de ver acabar tanto calor en las profundidades del océano es algo que ha sorprendido a los científicos, ya que esas aguas cálidas deberían, por una manera cuestión de física elemental, haber ascendido a la superficie.

 

 

Esta entrada foi publicada en Calentamiento Global e etiquetada . Garda o enlace permanente.

2 Responses to Calentamiento a 700 m de profundidad sorprende a los científicos

  1. Pilar Silva Opazo di:

    En la década pasada, de forma creciente, más y más calor se ha ido vertiendo a niveles por debajo de los 700 metros, allá donde la mayoría de los análisis previos dejaban de buscar.
    En total creemos que el 30% del calor ha ido a parar ahí. Es algo completamente nuevo y no ha aparecido en los registros todo este tiempo

  2. Beatriz Diéguez di:

    Un cambio en la emisión de radiaciones solares, en la composición de la atmósfera, en la disposición de los continentes, en las corrientes marinas o en la órbita de la Tierra puede modificar la distribución de energía y el equilibrio térmico, alterando así profundamente el clima cuando se trata de procesos de larga duración.

    Animación del mapa mundial de la temperatura media mensual del aire de la superficie.
    Estas influencias se pueden clasificar en externas e internas a la Tierra. Las externas también reciben el nombre de forzamientos dado que normalmente actúan de manera sistemática sobre el clima, aunque también las hay aleatorias como es el caso de los impactos de meteoritos (astroblemas). La influencia humana sobre el clima en muchos casos se considera forzamiento externo ya que su influencia es más sistemática que caótica pero también es cierto que el Homo sapiens pertenece a la propia biosfera terrestre pudiéndose considerar también como forzamientos internos según el criterio que se use. En las causas internas se encuentran una mayoría de factores no sistemáticos o caóticos. Es en este grupo donde se encuentran los factores amplificadores y moderadores que actúan en respuesta a los cambios introduciendo una variable más al problema ya que no solo hay que tener en cuenta los factores que actúan sino también las respuestas que dichas modificaciones pueden conllevar. Por todo eso al clima se le considera un sistema complejo. Según qué tipo de factores dominen la variación del clima será sistemática o caótica. En esto depende mucho la escala de tiempo en la que se observe la variación ya que pueden quedar patrones regulares de baja frecuencia ocultos en variaciones caóticas de alta frecuencia y viceversa. Puede darse el caso de que algunas variaciones caóticas del clima no lo sean en realidad y que sean catalogadas como tales por un desconocimiento de las verdaderas razones causales de las mismas.

Deixa unha resposta