El deshielo del Ártico podría hacer desaparecer flora y fauna en España

Especies como el oso pardo, los alcornoques y la Dehesa extremeña podrían desaparecer de la Península Ibérica si continúa produciéndose el deshielo y la explotación petrolífera en la región polar. Es una de las conclusiones del informe El Ártico y los efectos del cambio climático en España presentado por Greenpeace, que alerta de “graves alteraciones climáticas que afectan a todo el mundo, también a España”.

Además, este deshielo tiene numerosos efectos y algunos de ellos son:
*Podrían desaparecer  las zonas adecuadas para el alcornoque en el suroeste de España
*Aumentar la expansión de las plagas
*Producir impactos en algunos sectores económicos como la agricultura o la ganadería
*Aumentar la propagación de enfermedades infecciosas a través de mosquitos como la malaria, la encefalitis…

Por otra parte, la ONG Greenpeace ha puesto en marcha la campaña Salvar el Ártico es salvar mucho más, en la que se muestran los efectos del cambio climático en España pese a que el Ártico esté a 5.000 kilómetros de distancia.
En ella se explicarán fenómenos que podrían producirse, como la subida del nivel del mar, la pérdida de biodiversidad, el aumento de temperaturas, los fenómenos meteorológicos extremos…
El objetivo de esta campaña es conseguir que las aguas internacionales del Ártico se declaren espacio protegido, con la prohibición de actividades de explotación petrolífera y pesca industrial.

Para finalizar dejo aquí un enlace de un vídeo relacionado con la noticia: El deshielo del Ártico podría hacer desaparecer flora y fauna en España

Esta entrada foi publicada en Sen categorizar. Garda o enlace permanente.

5 Responses to El deshielo del Ártico podría hacer desaparecer flora y fauna en España

  1. Marlene Cebreiro di:

    Aquí móstrase os efectos do desxeo en España:

    No informe que se presentou na roda de prensa, a organización ecoloxista apunta que “podrían desaparecer as zonas adecuadas para o alcornoque no suroeste de España”, polo que esta especie podería desaparecer a mediados deste século en Extremadura, Andalucía e Cataluña, mentres que as novas áreas potenciais serán Galicia e o oeste de Asturias.
    Ademáis, a influencia na bioloxía e na distribución das especies do cambio climático podería favorecer a expansión de plagas, como as medusas no Mediterráneo ou o mexilón cebra, o que distorsionará a habilidade competitiva das especies e se modificaría a estructura e o funcionamento dos ecosistemas.
    Ao mesmo tempo, o documento reflexa os impactos nalgúns sectores económicos, como a agricultura ou a gandaría, a causa do déficit da auga. Así notarían os efectos do cambio climático, sectores concretos como o vinícola (por maiores riscos de xeadas e menores periodos de maduración), o turismo de interior (polas ondas de calor, incendios forestais), ou o turismo de neve (pola regresión dos glaciares do Pirineo, que foi o 40% na última década).
    Así mesmo, tamén prevé un aumento da propagación de enfermidades infecciosas a través dos mosquitos: mosquito tigre (encefalitis) ou o mosquito anófeles (transmisor da malaria que, pese a que a enfermidade non é endémica en España, podería darse no delta do Ebro). Según un estudo científico ao que fixo referencia Greenpeace, esa zona presenta as características ecolóxicas favorables para a introducción da malaria.
    Unha das responsables de Greenpeace, Pilar Marcos, explicou que os efectos do cambio
    climático preocupan en función do lugar de residencia. “O Ártico non é de ninguén e debe ser patrimonio da Humanidade”, sentenciou.

    Fonte: http://www.rtve.es/noticias/20130306/deshielo-del-artico-podria-hacer-desaparecer-flora-fauna-espana/613701.shtml

  2. Iván Enríquez di:

    Esto no es lo único que podría pasar, si este deshielo continúa es muy probable que la mayoría de las zonas costeras de las península acaben por inundarse y por lo tanto se arruinarían ciudades, pueblos, industrias(dependiendo de la zona), etc.
    El deshielo está siendo muy notable, lo sabemos por pruebas, como glaciares que retroceden, lluvias, temperaturas, etc. Sin embargo aún podemos hacer que disminuya su velocidad impidiendo que en un tiempo breve estuviéramos en peligro.

  3. Ignacio Pena di:

    El científico de la Universidad de Cambridge, experto en cambio climático, Peter Wadhams, ha predicho que el colapso final del hielo marino del Ártico y su desaparición llegará en los meses de verano de dentro de cuatro años. Ante esta situación ha pedido nuevas ideas “urgentes” para reducir la temperatura mundial.

    Wadhams ha indicado, en una entrevista a ‘The guardian’, que “ya no es momento de buscar soluciones al cambio climático que tengan consecuencias en una o dos décadas”. Además, ha señalado que “no sólo hay que buscar la reducción de emisiones de CO2, sino buscar otras alternativas y formas para frenar el calentamiento mundial”.

    El propio científico ha destacado las soluciones que puede ofrecer la geoingeniería. “Se podrían reflejar los rayos del sol hacia el espacio, lo que probocaría nubes más blancas y aportar al océano minerales que absorvan más CO2”, ha apuntado.

    Wadhams ha pasado muchos años recogiendo datos de espesor de hielo de los submarinos que pasan por debajo del océano ártico. “Predije que se produciría un colapso en 2015-16”, ha apuntado, para añadir que, en los meses de verano de esos años “agosto-septiembre” el Ártico completará lo que el científico ha descrito como “una catástrofe global”.

    En este sentido, ha señalado que “la causa de este colapso es simplemente el calentamiento global”. “A medida que el clima se ha ido calentando el crecimiento del hielo ha sido menor durante el invierno, mientras que el deshielo del verano ha sido mayor”, ha explicado.

    Así, ha apuntado que, “al principio, los límites de hielo de verano retrocedían lentamente, a una velocidad que sugería que el hielo podría durar otros 50 años más o menos, pero al final el deshielo estival ha ido superando el crecimiento invernal de manera que la capa de hielo se derrite o se rompe prácticamente en su totalidad en los meses de verano”.

  4. Kelly Condori di:

    En el informe, que se ha presentado en rueda de prensa, la organización ecologista apunta que podrían desaparecer las zonas adecuadas para el alcornoque en el suroeste de España, por lo que esta especie podría desaparecer a mediados de este siglo en Extremadura, Andalucía y Cataluña, mientras que las nuevas áreas potenciales serán Galicia y el oeste de Asturias.

    Además, la influencia en la biología y en la distribución de las especies del cambio climático podría favorecer la expansión de plagas, como la procesionaria o de especies invasoras como las medusas en el Mediterráneo o el mejillón cebra, lo que distorsionará la habilidad competitiva de las especies y se modificaría la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas.

    Al mismo tiempo, el documento refleja los impactos en algunos sectores económicos, como la agricultura o la ganadería a causa del déficit de agua. Así, notarían los efectos del cambio climático sectores concretos como el vinícola -por mayores riesgos de heladas y menores períodos de maduración-, el turismo de interior -por olas de calor, incendios forestales- o el turismo de nieve -por la regresión de los glaciares del Pirnieo, que ha sido del 40% en la última década-.

    Asimismo, también prevé un aumento de la propagación de enfermedades infecciosas a través de mosquitos: mosquito tigre -encefalitis- o el mosquito anófeles, transmisor de la malaria que, pese a que la enfermedad no es endémica en España, podría darse en el delta del Ebro. Según un estudio científico al que ha hecho referencia Greenpeace, esa zona presenta las características ecológicas favorables para la introducción de la malaria.

    Una de las resposables de Greenpeace, Pilar Marcos, ha explicado que los efectos del cambio climático preocupan en función del lugar de residencia, aunque ha precisado que “nunca 5.000 kilómetros -la distancia que hay entre el Ártico y España- estuvieron tan cerca. “El Ártico no es de nadie y debe ser patrimonio de la Humanidad”, ha sentenciado.

  5. Pilar Silva Opazo di:

    ¿Y qué supone el Ártico para el planeta?
    -Es reflectant de la luz del sol
    -Influye en las corrientes oceánicas del planeta
    -Funciona como aire acondicionado de la Tierra
    -Constituye un sumidero de grandes cantidades de
    metano, uno de los gases de efecto invernadero
    -Suaviza los temporales y protege las costas cercanas
    -Es el hogar y la fuente de sustento de los nativos del Polo Norte

Deixa unha resposta