Expertos de la NASA afirman que la energía nuclear ha salvado 1.8 millones de vidas

Un estudio sobre el cambio climático, recientemente publicado en la revista Environ. Sci. Technol, llega a unas conclusiones que pueden asombrar y molestar a más de un ecologista: el uso de energía nuclear conduce a reducir tanto las muertes asociadas a la polución como las emisiones de gases invernaderos (en comparación a seguir usando combustibles fósiles).

De hecho ya lo está haciendo. Según el estudio, el uso de centrales nucleares ha evitado quemar combustibles fósiles, como el carbón, que de otro modo habrían provocado 1.8 millones de muertes relacionadas con contaminación aérea en todo el mundo. Además, podría evitar millones de vidas más en las décadas próximas.

Los investigadores, también dicen haber descubierto que la energía nuclear evita la emisión de enormes cantidades de gases invernadero. Según sus estimaciones, los políticos deberían continuar confiando en la energía nuclear y expandir su uso a expensas de combustibles fósiles para de este modo mitigar el cambio climático.

No se puede negar que los investigadores son, cuando menos, valientes. Otros dirán insensibles, sobre todo desde que a comienzos de 2011 el desastre de Fukushima en Japón haya vuelto a provocar cuestionamientos, cuando no críticas, sobre la generación energética nuclear.

Resulta innegable que el empleo de esta tecnología provoca riesgos tanto para la salud como para el medioambiente, sin embargo, tal y como afirma Pushker A. Kharecha, uno de los dos coautores del trabajo, y científico climático del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA en Nueva York: “estaba realmente molesto por toda la histeria negativa (en muchos casos infundada) que vi en relación con el accidente de Fukushima”.

Kharecha ha trabajado con otro científico del Instituto Goddard, James E. Hensen, en el estudio de exploración de los beneficios de la energía nuclear. Juntos, se decidieron a buscar las ventajas de la generación nuclear sobre la que se basa en combustibles fósiles, en términos de reducción de emisiones contaminantes y de gases invernadero.

Se sorprendieron al descubrir que no había trabajos intensivos previos sobre el asunto de la prevención de muertes por contaminantes no emitidos que pudieran atribuirse a la generación energética nuclear, aunque encontraron datos de un estudio realizado en 2007 y publicado en la prestigiosa The Lancet en el que se calculaba el número de muertes por unidad de energía generada con combustibles fósiles y nucleares.

Aquel trabajo incluía en sus estimaciones muertes relacionadas con todos los aspectos de cada forma de generación energética, desde la minería y trabajos de obtención de materias primas naturales hasta (bronquíticas crónicas de los mineros incluidas) hasta los relacionados con las plantas de generación térmica, sus emisiones contaminantes y su incidencia en el cáncer de pulmón.

Esta entrada foi publicada en Calentamiento Global e etiquetada . Garda o enlace permanente.

9 Responses to Expertos de la NASA afirman que la energía nuclear ha salvado 1.8 millones de vidas

  1. Pilar Silva Opazo di:

    A dia de hoy, la energia atomica es un peligro para el hombre. El plutonio dejo de existir en la tierra antes de q hubiese vida en el planeta, y el hombre lo ha vuelto a poner en la faz de la tierra, Para el hombre el beneficio en el momento q estamos viviendo es tal, q en el pais de los sunamis olvidan q uno de ellos puede cargarse el bombeo de refrigeración de la central atomica. Y todo pq la redundancia o preparación para estos eventos encarece un sistema y por ello obtenemos menos beneficios. Para realizar estas formas de construir una central nuclear aluden a probabilidades, claro así pasa lo q pasa.
    Una central atómica no se puede parar de un momento a otro, si por alguna circunstancia hubiese una caida del sistema, una gran guerra o algo de esta indole , probablemente las centrales nucleares acabarian rematando el planeta pues nadie las controlaria, en definitiva estamos sacando energia de lo mas temible para el hombre.
    Hay quien vive una vida y ya con eso le es suficiente pero nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos merecen heredar un planeta q no este hipotecado para siempre, y q no se ponga en riesgo la vida sobre el.
    Energia nuclear no gracias, energias limpias si, en vez de tanto consumo cambiemos la filosofia de vida de usar y tirar así como las modas y controlemos el exceso de población q sufre el planeta. y todo esta así para q algunos se enriquezcan..

  2. Diego Javier Gutiérrez Barrio di:

    A min paréceme que a enerxía nuclear é unha fonte de enerxía que pode sobrevivir no futuro pero van ter que seguir mellorandoa para poder ser viable tanto no plano como no plano ecolóxico . Primeiro as súas medidas de seguridade melloraron moitísimo nos últimos anos, e ben é certo que ten os seus riscos pero os accidentes non son tan frecuentes coma antes, uns dos datos ao seu favor é que evita na Unión Europea 700 millóns de toneladas de CO2.Uns dos maiores inconvenientes son os residuos xa que non se aproveitan ben, e segundo estudos aínda queda moita enerxía por aproveitar neses residuos que tiran as centrais, e se conseguísemos mellorar iso poderiamos falar xa doutra forma de ver esta enerxía, porque pode convertirse nun dos maiores problemas no mundo xa que son moi difíciles de guardar.

  3. Cynthia Liñares di:

    Si se cerraran todas las plantas nucleares y se sustituyera su aporte energético con plantas de gas natural, se producirían unas 420.000 muertes extras. Mientras que si se sustituyesen por plantas térmicas de quema de carbón, las muertes extras alcanzarían la nada desdeñable cifra de 7 millones de personas.
    Decir además, que el estudio se centró en las muertes por causa directa, por lo que dejó de lado “efectos colaterales” como las muertes asociadas al cambio climático que podrían derivarse del aumento en la emisión de gases invernadero que supondría el uso de combustibles fósiles.

  4. Alejandro Juárez di:

    Lo que han hecho ahora los dos investigadores de la NASA es combinar la información de aquel estudio con los datos históricos de generación energética, para estimar el nº de muertes que podrían haberse producido, en caso de que hubiésemos usado energía generada por el consumo de combustibles fósiles, si no hubiésemos generado energía nuclear entre 1971 y 2009.

    Al mismo tiempo, realizaron una estimación de las muertes provocadas por el uso de energía nuclear durante ese mismo período (accidentes de trabajo en las minas de uranio y las plantas nucleares, cáncer asociado a fugas por radiación, etc.) que ellos establecieron en 5.000. Comparando ambas cifras, las estimaciones de Kharecha y Hansen llegaron a una cifra sorprendentemente alta: 1,8 millones. Ese es el nº de muertes que se evitaron gracias al no empleo de combustibles fósiles que propició la generación energética nuclear.

    Lo que hicieron después fue extrapolar esas cifras históricas hacia el futuro, para calcular una estimación del número de muertes que podría evitar la generación energética nuclear durante las cuatro próximas décadas, si toda esa energía se produjese consumiendo combustibles fósiles. El resultado, también es sorprendente. Si se cerraran todas las plantas nucleares y se sustituyera su aporte energético con plantas de gas natural, se producirían unas 420.000 muertes extras. Mientras que si se sustituyesen por plantas térmicas de quema de carbón, las muertes extras alcanzarían la nada desdeñable cifra de 7 millones de personas.

  5. Sandra Fernández di:

    Un terzo da enerxía xerada en Europa provén da enerxía nuclear, isto supón que se emiten 700 millóns de toneladas de CO2 e outros contaminantes xerados a partir da queima de combustibles fósiles.

    Actualmente consúmense máis combustibles fósiles dos que se producen, de maneira que nun futuro non moi lonxano esgotaríanse estes recursos.

    Unha das grandes ventaxas do uso da enerxía nuclear é a relación entre a cantidade de combustible empregado e a enerxía obtida. Isto supón un aforro de transportes, residuos ou do petróleo, poderiamos evitar o cambio climático, e melloraría a calidade do aire que respiramos, polo que descendería o número de enfermidades e o aumentaría a calidade de vida.
    Outra das aplicacións que ten a enerxía nuclear (aínda que é moi pouco empregada) é convertila en enerxía mecánica para o transporte, e isto podería ser moi interesante xa que as emisións provocadas polo transporte en estrada teñen unha influencia moi importante no quentamento global.

    Se logramos mellorar este tipo de enerxía, poderemos prescindir moito máis dos combustibles fósiles e axudar a frear o cambio climático, ademais de mellorar a calidade de vida de todos os seres vivos que habitamos a Terra.

  6. Patricia Lado di:

    Según la noticia, el uso de energía nuclear reduce en gran cantidad el número de muertes, las asociadas a la polución y a las emisiones de gases de efecto invernadero. Es un tipo de energía muy eficiente, en cuanto a la relación entre la cantidad de combustible empleado y la energía obtenida. Pero puede tener importantes consecuencias a medio y largo plazo en el caso de los escapes de los residuos nucleares. A pesar de que las medidas de seguridad han mejorado mucho en los últimos años, dichas consecuencias son imprevisibles. Un escape nuclear podría producir enfermedades como cáncer y malformaciones en un radio de población muy amplio.

  7. Pablo Escariz di:

    Lo que han hecho ahora los dos investigadores de la NASA es combinar la información de aquel estudio con los datos históricos de generación energética, para estimar el nº de muertes que podrían haberse producido, en caso de que hubiésemos usado energía generada por el consumo de combustibles fósiles, si no hubiésemos generado energía nuclear entre 1971 y 2009.
    Al mismo tiempo, realizaron una estimación de las muertes provocadas por el uso de energía nuclear durante ese mismo período (accidentes de trabajo en las minas de uranio y las plantas nucleares, cáncer asociado a fugas por radiación, etc.) que ellos establecieron en 5.000.
    Comparando ambas cifras, las estimaciones de Kharecha y Hansen llegaron a una cifra sorprendentemente alta: 1,8 millones. Ese es el nº de muertes que se evitaron gracias al no empleo de combustibles fósiles que propició la generación energética nuclear.
    Lo que hicieron después fue extrapolar esas cifras históricas hacia el futuro, para calcular una estimación del número de muertes que podría evitar la generación energética nuclear durante las cuatro próximas décadas, si toda esa energía se produjese consumiendo combustibles fósiles. El resultado, también es sorprendente.
    Si se cerraran todas las plantas nucleares y se sustituyera su aporte energético con plantas de gas natural, se producirían unas 420.000 muertes extras. Mientras que si se sustituyesen por plantas térmicas de quema de carbón, las muertes extras alcanzarían la nada desdeñable cifra de 7 millones de personas.
    Decir además, que el estudio se centró en las muertes por causa directa, por lo que dejó de lado “efectos colaterales” como las muertes asociadas al cambio climático que podrían derivarse del aumento en la emisión de gases invernadero que supondría el uso de combustibles fósiles.
    Las cifras pueden gustar o no, pero están ahí. De todos modos el debate sobre el uso de plantas nucleares está tan polarizado, que aquellos que se oponen a su uso pondrán en duda inmediatamente las cifras sobre vidas salvadas, muchas veces sin tomarse la molestia de hacer números.

  8. Andrea Lago Fernández di:

    A enerxía nuclear ou enerxía atómica é a enerxía que se libera espontánea ou artificialmente nas reaccións nucleares. Sen embargo, este término engloba outro significado, o aproveitamento de dita enerxía para outros fins, tales como a obtención de enerxía eléctrica, térmica e mecánica a partir de reaccións atómicas, e a súa aplicación, ben sea con fins pacíficos ou bélicos. Así, é común referirse á enerxía nuclear non só como o resultado dunha reacción senon como un concepto máis amplo que inclúe os coñecementos e técnicas que permiten a utilización desta enerxía por parte do ser humano.

  9. Victoria Ponte di:

    James Edward Hansen (nacido el 29 de marzo 1941) es un americano profesor adjunto en el Departamento de Ciencias Terrestres y Ambientales de la Universidad de Columbia . Hansen es mejor conocido por sus investigaciones en el campo de la climatología , su testimonio sobre el cambio climático a los comités del congreso en 1988 que ayudaron a recaudar amplio conocimiento de calentamiento global , y su defensa de la acción para evitar un cambio climático peligroso . En los últimos años, Hansen se ha convertido en un activista de acción para mitigar los efectos del cambio climático, que en algunas ocasiones ha dado lugar a su detención.

    Después de la escuela de posgrado, Hansen continuó su trabajo con los modelos de transferencia radiativa , tratando de entender la atmósfera de Venus . Más tarde se aplicó y perfeccionó estos modelos para entender la atmósfera de la Tierra , en particular, los efectos que los aerosoles y los gases traza tienen sobre el clima de la Tierra. Desarrollo y uso de Hansen de los modelos climáticos globales han contribuido a una mayor comprensión del clima de la Tierra . En 2009 su primer libro, Las tormentas de mis nietos se publicó.

    De 1981 a 2013, él era el jefe de la NASA Instituto Goddard de Estudios Espaciales en Nueva York , parte del Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland .

    Hansen nació en Denison , Iowa con James Ivan Hansen y Gladys Ray Hansen. Fué entrenado en física y astronomía en la ciencia espacial del programa de James Van Allen en la Universidad de Iowa . Obtuvo un BA en Física y Matemáticas con la más alta distinción en el año 1963, un MS en Astronomía en 1965 y un doctorado en Física, en 1967, los tres grados de la Universidad de Illinois. Participó en el graduado prácticas NASA 1962-1966 y, al mismo tiempo, entre 1965 y 1966, él era un estudiante visitante en el Instituto de Astrofísica de la Universidad de Kyoto y en el Departamento de Astronomía de la Universidad de Tokio . Hansen luego comenzó a trabajar en el Instituto Goddard de Estudios Espaciales en 1967.

Deixa unha resposta