Una burbuja verde en el cielo

La nebulosa IC1295, situada a unos 3.300 años luz de la Tierra, en la constelación del Escudo del hemisferio Sur celeste, ha sido fotografiada con gran detalle por uno de los cuatro grandes  telescopios europeos VLT en Chile, y aparece en la imagen como una llamativa burbuja verde. Es el oxígeno ionizado el que brilla en ese color, explican los astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO).

Las estrellas del tamaño del Sol o mayores (hasta ocho veces su masa) terminan su vida como enanas blancas, cuando han consumido el combustible que las hace brillar gracias a las reacciones de fusión nuclear en su interior. En la transición a la fase de enana blanca, la estrella ya no sujeta su atmósfera y esta se extiende por el espacio circundante de manera que, durante unos cuantos miles de años, el astro está rodeado por esta especie de burbuja gaseosa que se denomina nebulosa planetaria, añaden los expertos del ESO. El gas brilla porque esta bañado por la fuerte radiación ultravioleta que emite la estrella moribunda y los diferentes elementos químicos presentes brillan en diferentes colores. En el caso de la IC1295, es dominante el oxígeno ionizado, que brilla en verde.

El Sol también se convertirá en una nebulosa planetaria cuando termine su vida y su atmósfera expandida engullirá los planetas que tiene cerca, incluida la Tierra. Nuestra estrella tiene ya unos 4.600 millones de años y le quedan otros tantos, aproximadamente.

En la imagen de la IC11295, se aprecia en el centro de la nebulosa el núcleo de la vieja estrella como un punto blanco azulado, que acabará convirtiéndose en una muy débil enana
blanca fría dentro de muchos miles de millones de años.

 

Esta entrada foi publicada en Orixen do Universo e etiquetada . Garda o enlace permanente.

4 Responses to Una burbuja verde en el cielo

  1. Alejandro Juárez di:

    Una nebulosa es una capa de materia cósmica compuesta de polvo y gas, que se forma cuando una estrella va muriendo. En su agonía se va convirtiendo en una débil y pequeña estrella enana blanca, y su atmósfera es lanzada al espacio. Este fenómeno produce que, durante unas decenas de miles de años, estas estrellas moribundas sean rodeadas por una impresionante y colorida nube brillante de gas ionizado.

    La particularidad de la IC 1295 es que presenta una serie de capas verdosas que le dan la apariencia de un minúsculo microorganismo como visto por un microscopio, cuando en realidad es un gigantesgo manto estelar.

    A causa de las reacciónes de fusión inestables en el núcleo de la estrella, se generan súbitas expulsiones de gran cantidad de energía (parecidas a las grandes erupciones termonucleares) que van expeliéndose como capas de gas.

    Por otra parte, el brillo de la nebulosa proviene del gas expulsado que contiene una fuerte radiación ultravioleta procedente de la estrella moribunda; así, sus diferentes elementos químicos brillan y producen diversas tonalidades. El prominente color verdoso de la IC 1295 se debe a la particular combinación de oxígeno ionizado de la estrella.

  2. Ignacio Pena di:

    O Very Large Telescope Project (VLT), é un sistema de catro telescopios ópticos separados, rodeados por varios instrumentos menores. Cada un dos catro instrumentos principais é un telescopio reflector cun espello de 8,2 metros. O proxecto VLT forma parte do European Southern Observatory (ESO), a maior organización astronómica de Europa.
    O VLT encóntrase no Observatorio Paranal sobre o outeiro Paranal na cidade de Taltal, unha montaña de 2.635 metros localizada no deserto de Atacama, ao norte de Chile. Ao igual que a maior parte dos observatorios mundiais, o lugar foi elixido pola súa situación xa que dista moito de zonas de contaminación luminica e posúe un clima desértico, no que abundan as noites despexadas

  3. Noelia Varela di:

    Estas burbujas están compuestas del gas que anteriormente formaba la atmósfera de la estrella. Este gas fue expelido por reacciones de fusión inestables en el núcleo de la estrella que generaron súbitas expulsiones de energía, parecidos a enormes erupciones termonucleares. El gas está bañado por una fuerte radiación ultravioleta procedente de la anciana estrella, lo que hace que el gas brille. Los diferentes elementos químicos brillan en diferentes colores y la prominente sombra verdosa que destaca en IC 1295 proviene del oxígeno ionizado.Las estrellas con masas similares a la del Sol y con hasta ocho veces la masa del Sol, formarán nebulosas planetarias cuando entren en la fase final de su existencia. El Sol tiene una edad de 4.600 millones de años y se prevé que viva otros cuatro mil millones de años.

    Pese al nombre, las nebulosas planetarias poco tienen que ver con los planetas. Esta descripción se aplicó tras algunos descubrimientos iniciales debido al parecido de estos inusuales objetos con los planetas exteriores Urano y Neptuno observados con los primeros telescopios, y ha sido lo suficientemente pegadiza como para sobrevivir [1]. En el siglo XIX, tras realizar las primeras observaciones espectroscópicas, se determinó que estos objetos eran gas brillante.

  4. Victoria Ponte di:

    ESO, el Observatorio Europeo Austral, es la principal organización astronómica intergubernamental en Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. ESO proporciona el estado de la técnica de las instalaciones de investigación para los astrónomos y es apoyado por Austria, Bélgica, Brasil *, la República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. Varios otros países han expresado su interés en la membresía.

    La principal misión de ESO, establecido en la Convención de 1962, es proporcionar el estado de la técnica de las instalaciones de investigación a los astrónomos y astrofísicos, que les permite llevar a cabo la ciencia de primera línea en las mejores condiciones. Las contribuciones anuales de los Estados miembros a ESO son aproximadamente 131 millones de euros y emplea a alrededor de ESO 730 miembros del personal. Con la construcción y operación de una suite de los más poderosos telescopios astronómicos terrestres del mundo que permiten importantes descubrimientos científicos, ESO ofrece numerosas posibilidades para la tecnología de escisión y transferencia , así como oportunidades de contratos de alta tecnología y es un escaparate dramático para Europa la industria .

    Mientras que la sede (que comprende el centro científico, técnico y administrativo de la organización) se encuentra en Garching, cerca de Munich, Alemania, ESO opera, además del centro de Santiago, a tres sitios únicos de observación en Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor.

    “Un nivel casi único de la cooperación internacional se realiza en ESO, y todo se hace por aquellos que pueden hacerlo mejor, con independencia de su país o institución. Este espíritu de excelencia es un ejemplo para toda Europa.”

Deixa unha resposta