El cambio climático, causa del fin de los Mayas.

En la década de 1930 aparecieron las primeras informaciones sobre la tendencia a un calentamiento global detectado desde finales del siglo XIX, mas en un principio no se estableció relación alguna con la actividad industrial humana. Máxime cuando por aquellos años Milutin Milankovitch publicó unos detallados cálculos de las variaciones de la órbita terrestre que parecían dar una explicación plausible a los ciclos climáticos, en general, y a la periodicidad de las glaciaciones, en particular.

Pese a que en un principio no se relacionase el calentamiento global con la actividad humana, estudios posteriores demostraron el impacto de las actividades industriales en el proceso de calentamiento global registrado a partir de los últimos años del siglo XIX. Hoy en día, se ha alcanzado tal grado de aceptación social de que la biosfera está en grave peligro por el incremento de su temperatura media que el ecologismo asociado al cambio climático va a condicionar nuestra cultura en todos sus ámbitos, o lo que es lo mismo, va a propiciar a buen seguro una revolución cultural de insospechadas consecuencias.

A fin de prever los efectos que el cambio climático podría generar a largo plazo podemos observar lo acontecido a antiguas civilizaciones que lo sufrieron antes que nosotros, como es el caso de los Mayas. En un estudio publicado por la revista Sciencie se estudia este caso:

«Cantidades inusualmente altas de lluvias favorecieron un aumento en la producción de alimentos y una explosión en la población entre los años 450 y 660. Esto llevó a la proliferación de ciudades como Tikal, Copán y Caracol a través de las tierras bajas mayas. Los nuevos datos climáticos muestran que este periodo fue seguido por otro de sequías generalizadas durante cuatro siglos, que provocaron una disminución de la productividad agrícola y contribuyó a la fragmentación social y el colapso político»

-Douglas Kennett, profesor de antropología en la Universidad Estatal de Pensilvania.

«El ascenso y caída de la civilización maya es un ejemplo de cómo una sofisticada civilización no sabe adaptarse con éxito al cambio climático. Con los períodos de alta precipitación aumentó la productividad de los sistemas agrícolas y dio lugar a un aumento de la población y la sobreexplotación de recursos; el clima progresivamente más seco llevaría a la desestabilización política, y a la guerra cuando los recursos se agotaron».

-James Baldini, doctor en Ciencias de la Tierra de la Universidad de Durham.

Los expertos señalan que este descubrimiento proporciona una oportunidad para examinar los efectos del cambio climático a largo plazo para el desarrollo y la desintegración de complejos sistemas sociopolíticos como el nuestro. El cambio climático es un problema con grandes consecuencias a largo plazo, y debemos de tomar más medidas preventorias a fin de evitar consecuencias mayores.

Fuentes:

-Letras Libres

-Science Magazine

-ABC

 

 

 

 

Esta entrada foi publicada en Calentamiento Global, Cambio Climático e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta