Un sector de la Capa de Hielo de la Antártida Occidental se calienta casi el doble de rápido de lo asumido

A juzgar por los resultados de un nuevo estudio, el sector oeste de la enorme Capa de Hielo de la Antártida Occidental está experimentando un calentamiento de casi el doble del estimado previamente. Este hecho podría tener importantes repercusiones para la velocidad en que aumentará el nivel global del mar.

El registro de temperaturas obtenido en la Base Byrd, emplazada en el centro de esta capa de hielo, demuestra un marcado aumento de 2,4 grados centígrados (4,3 grados Fahrenheit) en la temperatura media anual desde 1958. Esta tasa de calentamiento es tres veces más rápida que la del aumento promedio del globo terráqueo.
Este incremento de temperatura en el sector citado de la Antártida es casi el doble que lo pronosticado en investigaciones anteriores para esa región, y revela, por primera vez, tendencias adicionales al calentamiento durante los meses de verano (que en el Hemisferio Sur abarcan desde diciembre hasta febrero) que habían sido pasadas por alto.
Los datos reunidos por el equipo de David Bromwich, profesor de geografía de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, e investigador en el Centro Byrd de Investigación Polar, dependiente de dicha universidad, sugieren que el calentamiento estival extra en la Antártida Occidental podría perturbar el equilibrio de la masa en superficie de la capa de hielo, causando que la región pudiera hacer una contribución a la elevación del nivel del mar aún mayor que la que hace hoy.

Este gráfico muestra el calentamiento relativo cerca de la Base Byrd. (Imagen: Universidad Estatal de Ohio)

Incluso sin ocasionar de manera directa una pérdida significativa de masa, la fusión en la superficie de la Capa de Hielo de la Antártida Occidental podría contribuir indirectamente a una elevación extra del nivel del mar, al debilitar los bloques de hielo que en la Antártida Occidental ejercen un papel parecido al de diques por limitar el flujo natural del hielo hacia el océano. Un debilitamiento de esos diques naturales acarrearía más hielo derretido en el mar.

Los resultados de la nueva investigación colocan a la Antártida Occidental entre las regiones de más rápido calentamiento sobre la faz de la Tierra, tal como indica Andrew Monaghan, del equipo de investigación y científico del Centro Nacional estadounidense para la Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés).
Se considera que la Capa de Hielo de la Antártida Occidental es especialmente sensible al cambio climático, tal como destaca Julien Nicolas, de la Universidad Estatal de Ohio y coautor del estudio. Puesto que la base de la capa de hielo descansa sobre un terreno que está por debajo del nivel del mar, es más propensa a sufrir el contacto directo con las relativamente cálidas aguas oceánicas circundantes.

Esta entrada foi publicada en Calentamiento Global e etiquetada . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta