EL COMETA QUE PODRÍA VERSE A PLENA LUZ DEL DÍA A FINALES DEL 2013

Tras su descubrimiento en septiembre pasado por los astrónomos rusos Vitali Nevski y Artyom Novichonok, el cometa ISON (C/2012 S1) está recibiendo una creciente atención científica, debido a que existe la posibilidad de que el cometa se acabe convirtiendo en uno de los más visibles desde la Tierra. Si se dan las circunstancias adecuadas, el cometa podría llegar a verse a plena luz del día, a fines de 2013.

El cometa ISON, cuyo nombre deriva de las siglas del proyecto de rastreo del firmamento conocido como ISON (International Scientific Optical Network) está cerca de la órbita de Júpiter en la actualidad. A esa distancia, es sólo un débil puntito luminoso moviéndose por el espacio, y se requiere un telescopio potente para reconocer de manera inequívoca que es un cometa. Cuando se aproxime más, la situación podría cambiar de manera radical.

La órbita del cometa le llevará a pasar muy cerca del Sol, lo que le calentará lo suficiente como para aumentar mucho su visibilidad. Eso podría volverle el “Cometa del Siglo”, o sea el más espectacular en cien años. Sin embargo, su acercamiento al Sol podría también aniquilarle, antes incluso de poder hacerse visible del modo indicado.

Aunque el ISON está aún lejos y su brillo es tenue para el ojo humano desnudo, en términos astronómicos y para un objeto de su clase resulta llamativamente luminoso. Su resplandor sugiere que lo rodea un halo de gas y polvo emitidos por su núcleo, al cual se le calcula un diámetro de entre 1 y 10 kilómetros.

El 28 de Noviembre de 2013, el ISON volará a través de la atmósfera del Sol, acercándose hasta poco más de un millón de kilómetros de la superficie de nuestra estrella. Si el cometa sobrevive a ese sobrevuelo, una hazaña que no está claro que vaya a conseguir, emergerá del infierno solar convertido en el Cometa del Siglo, y desde la Tierra se le verá tan brillante como la Luna, resultando temporalmente visible cerca del Sol, a plena luz del día.

http://noticiasdelaciencia.com/not/6397/el_cometa_que_podria_verse_a_plena_luz_del_dia_a_fines_de_2013/

Esta entrada foi publicada en Cosmoloxía, Sistema Solar e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

3 Responses to EL COMETA QUE PODRÍA VERSE A PLENA LUZ DEL DÍA A FINALES DEL 2013

  1. Hounaida Azlou di:

    Luego de la caída de un meteorito en la zona de los montes Urales en Rusia, la atención de los astrónomos sobre los objetos que se acercan a la Tierra ha aumentado. EL cometa ISON será el próximo obejto visible que podería terminar siendo el “cometa del siglo” por la alta visibilidad que tendrá al acercarse al Sol.

  2. Patricia Lado di:

    Los cometas son cuerpos celestes constituidos por hielo, polvo interestelar y rocas que orbitan alredor del Sol con trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. La mayoría describen órbitas elípticas de gran excentridad, lo que produce su acercamiento al Sol en un período considerable.
    A gran distancia, desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada “coma” o “cabellera”. Está formada por gas y polvo. Cuando el cometa se va acercando al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola característica. La cola está formada por polvo y el gas de la coma ionizado.
    Provienen principalmente de dos lugares: la Nube de Oort (situada entre 50.000 y 100.000 UA del Sol) y el Cinturón de Kuiper.
    Se cree que lo cometas de largo periodo tienen su origen en la Nube de Oort. Forman órbitas tan alargadas que solo regresan al cabo de miles de años. Los cometas de corto periodo provienen de un cinturón de cometas situado más allá de Neptuno, el Cinturón de Kuiper.
    Las órbitas de los cometas están cambiando constantemente: sus orígenes están en el sistema solar exterior, y tienden a ser afectados cuando se acercan a los planetas mayores. Algunos son movidos a órbitas muy cercanas al Sol y se destruyen cuando se aproximan, mientras que otros son enviados fuera del sistema solar para siempre.

  3. Carla Martíns di:

    Los cometas son cuerpos celestes de formas irregulares, frágiles y pequeños, compuestos por una mezcla de granos no volátiles y gases congelados (tienen un aspecto nebuloso). Tienen órbitas muy elípticas que los lleva muy cerca del Sol y los devuelve al espacio profundo, frecuentemente más allá de la órbita de Plutón. Se caracterizan por una cola larga y luminosa, aunque esto sólo se produce cuando el cometa se encuentra en las cercanías del Sol.
    Las estructuras de los cometas son diversas y muy dinámicas, pero todos ellos desarrollan una nube de material difuso que los rodea, denominada cabellera, que generalmente crece en tamaño y brillo a medida que el cometa se aproxima al Sol. Generalmente es visible un pequeño núcleo brillante (menos de 10 kilómetros de diámetro) en el centro de la cabellera. La cabellera y el núcleo juntos constituyen la cabeza del cometa.
    A medida que un cometa se retira del Sol pierde menos gas y polvo, y la cola desaparece.
    Algunos cometas con órbitas pequeñas tienen colas tan cortas que son casi invisibles. Por otra parte, la cola de al menos un cometa ha superado la longitud de 320 millones de kilómetros en el espacio.
    La mayor o menor visibilidad de los cometas depende de la longitud de la cola y de su cercanía al Sol y a la Tierra. Menos de la mitad de las colas de los 1.400 cometas registrados eran visibles a simple vista, y menos del 10% resultaron llamativas.
    Uno de los cometas más brillantes observado desde nuestro planeta en los últimos veinte años ha sido el cometa Hale-Bopp, que alcanzó el punto más próximo a la Tierra en marzo de 1997. Además, el cometa permaneció visible durante un período excepcionalmente largo, lo que permitió a los astrónomos realizar importantes investigaciones sobre la composición y el proceso de formación de estos cuerpos celestes.

Deixa unha resposta