Deshielo del ártico


Nuevamente el deshielo del ártico durante 2012 fue de récord este verano: según los datos de los satélites de los Estados Unidos analizados por la NASA el momento en el que el deshielo alcanzó su punto máximo el ártico se redujo a la menor superficie desde que existen registros hace 30 años, un área de unos 3.500 millones de kilómetros cuadrados. Comparativamente en el verano de 1980 la superficie que alcanzó en el momento cumbre fue de 7.000 millones de kilómetros cuadrados, prácticamente el doble de grande.

En el vídeo se ve una combinación del deshielo (zona blanca) con las corrientes que suben desde las zonas de Siberia, Canadá y Alaska.

El mínimo absoluto se produjo el pasado 16 de septiembre.

 

Esta entrada foi publicada en Calentamiento Global e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

6 Responses to Deshielo del ártico

  1. Iria Varela di:

    Los efectos del quiebre ártico incluye una marcada disminución en la banquisa ártica; fusión de permafrost, que conduce al escape de metano, un débil gas de invernadero;26 el escape de metano desde los clatratos, que alargan la escala del tiempo de liberación de metano;,27 incremento observado en la fusión de la banquisa de Groenlandia en recientes años; y cambios potenciales en patrones de la circulación oceánica. Los científicos se preocupan de que algunos de estos efectos pueden causar retroalimentación positiva que podría acelerar el ritmo del calentamiento global.

  2. Raquel Comesaña di:

    Una fotografía tomada hace tan solo unos pocos días, el 16 de septiembre, por un satélite de la NASA, demuestra que la extensión de la capa helada en el océano Ártico ha alcanzado su mínimo desde 1979, año en el que comenzaron a realizarse estas mediciones. El hielo se ha reducido a 3,41 millones de kilómetros cuadrados, casi un 20% inferior al anterior mínimo histórico, ocurrido a mediados de septiembre de 2007 , según ha informando el NSIDC (National Snow and Ice Data Center), organismo encargado de llevar a cabo las mediciones. Es como si en ese tiempo se hubiera perdido una superficie considerablemente mayor que la Península ibérica. La comparación es aún más desoladora si se tienen en cuenta los primeros datos conocidos hace treinta años (en la imagen, en amarillo); el área se reduce prácticamente a la mitad.

    La cubierta de hielo marino del Ártico crece naturalmente en los oscuros inviernos árticos y se retira cuando el Sol aparece en primavera. Sin embargo, la extensión mínima del hielo marino, que se alcanza normalmente en septiembre, ha ido disminuyendo en las últimas tres décadas, a medida que las temperaturas del aire y del océano del Ártico océano han aumentado. La extensión mínima de este año es aproximadamente la mitad del tamaño de la extensión promedia de 1979 a 2000. Además, también marca la primera vez que ha caído por debajo de 4 millones de kilómetros cuadrados.

    El NSIDC ha advertido de que puede ser peor. Todavía hay tiempo para que los vientos cambien y compacten los témpanos de hielo, lo que podría reducir la extensión del hielo marino aún más.

  3. Tania Barbosa di:

    El deshielo ártico es la conjunción de la disminución de la banquisa ártica y el deshielo de la capa de hielo de Groenlandia últimamente. El área de la banquisa seguirá disminuyendo en el futuro, según los modelos informáticos, aunque no hay consenso sobre cuanto se deshelará durante los veranos. Hasta el momento los análisis científicos no han detectado que jamás el Océano Ártico se deshelase estacionalmente durante los últimos 700.000 años, a pesar de haber habido períodos más cálidos.1 2 Los científicos siguen estudiando las causas y consecuencias como la alteración de la circulación atmosférica, calentamiento del océano Ártico3 o alteración de la corriente marina como la corriente del Golfo4

    El grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC) reportó: “el calentamiento ártico, indicado como temperaturas máximas y mínimas diarias, ha sido equivalente al de cualquier otra parte del mundo.”.5 Al reducirse la superficie de hielo disminuye el efecto albedo y refleja menos energía solar al espacio, por lo tanto, se acelerará la reducción.6

    En verano de 2007 la banquisa alcanzó su mínima extensión con una deshielo dramáticamente rápido. Durante el invierno de 2007-2008 la mayoría de la banquisa derretida se “recongeló” y se acercó a la extensión de anteriores años. Sin embargo, en las zonas de hielo perenne el espesor que se midió era más delgado que en el invierno anterior.7 El templado verano de 2008 la banquisa estuvo en la línea del de 2007, aunque ligeramente superior.

    Sin embargo cuando se observa la extensión de la banquisa en los meses fríos de los últimos años, la hipótesis del calentamiento global parece debilitarse. En los meses de marzo y abril de 2008 su extensión ha sido la segunda mayor de los últimos 10 años.

  4. Yaiza Souto di:

    Ao aumentar o nivel global de CO2 na atmósfera, debido á queima de combustibles fósiles como o carbón, o petróleo… a radiación infravermella que se emite como consecuencia de que a superficie terrestre se quenta por acción solar e unha parte queda retida por este exceso de CO2. A radiación que chega do sol foi, é e será sempre a mesma. Non se pode dicir que chegue máis radiación por haber menos ozono, senón que o calor da propia Terra non pode escapar tan fácil por ese exceso de CO2.

  5. Cynthia Liñares di:

    El deshielo del Ártico tiene consecuencias “enormes” para el planeta como condiciones climáticas extremas, pero también “misteriosas”, como la posible liberación de grandes cantidades de metano, un gas de efecto invernadero.
    Entre esas consecuencias están condiciones climáticas extremas en distintas partes del mundo, como la sequía y ola de calor registradas este verano boreal en Estados Unidos, o un lento pero continuo aumento del nivel de los océanos que amenaza a zonas costeras bajas.

  6. Alejandro Juárez di:

    Lo llaman la sombrilla del planeta, una masa de hielo ártica que impide que el sol caliente los océanos y los altere. Pero desde el año pasado el derretimiento del ártico alcanzó retos históricos. Según Green Peace en menos de 20 años ese deshielo supondrá una de las mayores amenazas climáticas mundiales.

    “Lo que se está gestando ahora, como se gestó hace unos años la crisis financiera, es la crisis climática. Esta está en un contexto adverso, o actuamos ahora o no habrá solución en el problema del ártico.” – Mario Rodríguez (Directo de Green Peace)

    El coctel explosivo entre el cambio climático y el deshielo del ártico, dice Green Peace, tendrá grandes consecuencias para España, uno de los países europeos más afectados por el cambio global. Se habla de la desaparición de la flora y la fauna, de más incendios, inundaciones, olas de calor y un fuerte impacto económico. “Las condiciones idóneas o de confort turístico que necesita un turista durante las estaciones de primavera y de verano desaparecerían en la mitad sur de la península para mediados de siglo” – Pilar Marcos (Responsable de la campaña Salvar el ártico).

    A la nueva campaña de Green Peace para proteger el ártico ya se han unido cerca de 3 millones y medio de personas de todo el mundo. Piden junto a Green Peace un area marina protegida donde se prohiban las explotaciones petrolíferas y la pesca industrial todo para retrasar el deshielo del ártico, una de las últimas fronteras del planeta.

    En el informe, que se ha presentado en rueda de prensa, la organización ecologista apunta que podrían desaparecer las zonas adecuadas para el alcornoque en el suroeste de España, por lo que esta especie podría desaparecer a mediados de este siglo en Extremadura, Andalucía y Cataluña, mientras que las nuevas áreas potenciales serán Galicia y el oeste de Asturias.

    Además, la influencia en la biología y en la distribución de las especies del cambio climático podría favorecer la expansión de plagas, como la procesionaria o de especies invasoras como las medusas en el Mediterráneo o el mejillón cebra, lo que distorsionará la habilidad competitiva de las especies y se modificaría la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas.

    Al mismo tiempo, el documento refleja los impactos en algunos sectores económicos, como la agricultura o la ganadería a causa del déficit de agua. Así, notarían los efectos del cambio climático sectores concretos como el vinícola -por mayores riesgos de heladas y menores períodos de maduración-, el turismo de interior -por olas de calor, incendios forestales- o el turismo de nieve -por la regresión de los glaciares del Pirnieo, que ha sido del 40% en la última década-.

    Asimismo, también prevé un aumento de la propagación de enfermedades infecciosas a través de mosquitos: mosquito tigre -encefalitis- o el mosquito anófeles, transmisor de la malaria que, pese a que la enfermedad no es endémica en España, podría darse en el delta del Ebro. Según un estudio científico al que ha hecho referencia Greenpeace, esa zona presenta las características ecológicas favorables para la introducción de la malaria.

    “El artico no es de nadie y debe ser patrimonio de la humanidad” Finaliza afirmando GREEN PEACE.

Deixa unha resposta