Toharia: En el cambio climático se mezcla mito y realidad

Las recientes catástrofes causadas por fenómenos meteorológicos, inundaciones en África, Indonesia y Australia, así como el grave temporal que afectó a Europa occidental, volvieron a suscitar el debate sobre el cambio climático. Pero éste no siempre es responsable.

El director de la ciudad de las Artes y las Ciencias Príncipe Felipe, el científico Manuel Toharia, es uno de los principales críticos contra la alarma causada por el cambio climático, como responsable de todas las catástrofes y el principio del fin del planeta.

Según el científico, con frecuencia en este asunto se mezclan “mito y realidad”.

En cuanto a la posibilidad de que las catástrofes hayan aumentado, Toharia, en declaraciones a EFE, argumentó que éstas siempre las ha habido.

“No es verdad -agregó- que el cambio climático provoque más catástrofes. Los datos de NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) señalan que, durante los últimos cincuenta años, las catástrofes no han aumentado”.

Toharia puso el ejemplo de los ciclones. Mientras en el Caribe hay apenas un 20 por ciento de todos los ciclones tropicales del mundo, el mayor número de ciclones y los más devastadores suceden en Asia.

Pero, para el científico, a éstos no se les da importancia “porque suceden en una zona pobre. Sin embargo, si mueren 300 personas en Nueva Orleans se genera una tremenda alarma”.

En Estados Unidos, estas catástrofes crean pérdidas económicas multimillonarias, “pero si eso mismo ocurre en un país muy pobre como Filipinas, las pérdidas económicas son muy pocas, pero los muertos pueden ser miles de personas más”, aseveró el científico.

Los cambios climáticos en la Tierra, indicó Toharia, “han sido una constante a través de su historia. Cambios naturales donde los gases de efecto invernadero, CO2 y vapor de agua, generados por el propio planeta, eran devueltos a la atmósfera de donde procedían”.

En ese intercambio constante de gases de efecto invernadero, el nuevo factor que alerta a los científicos “es que esta devolución acelerada de CO2 y vapor de agua, desde hace un siglo o dos, pueda crear también una aceleración del efecto invernadero y, por tanto, un calentamiento que sea diferente, en el sentido de que hay un nuevo factor que es el humano”.

Los gases de efecto invernadero están aumentando mucho debido a las combustiones de carbón y petróleo, que generan mayores concentraciones de CO2 y vapor de agua.

“Pero si no hubiera efecto invernadero estaríamos en una temperatura de 18 bajo cero. El efecto invernadero es un extraordinario aliado de la vida”, dijo el científico.

Por otra parte, Toharia quiso incidir en la diferencia entre el clima y el tiempo, que en muchas ocasiones da lugar a confusiones: “que este año haya hecho más calor no significa nada, eso es el tiempo. El tiempo cambia todos los días, y el clima es un promedio a largo plazo”.

El clima puede cambiar en unos sitios y en otros no, porque hay muchísimos climas diferentes en el planeta y no todos cambian igual. Según Toharia, “eso es una equivocación de los ecologistas, hacer pensar a la gente que el cambio climático afecta a todo el mundo por igual”.

Son dos los tipos de intereses económicos que se mueven en torno al tema del cambio climático, aseguró el científico: “Están los que lo niegan, ligados a la industria del carbón y del petróleo, porque les interesa seguir quemando fósiles”.

“De igual forma que el mismo interés pueda haber en defender lo contrario. Todo estriba en el gran negocio que se ha montado en la lucha contra el CO2 y en particular el negocio de las emisiones, que no deja de ser un gran negocio”, concluyó Manuel Toharia.

Esta entrada foi publicada en Cambio Climático e etiquetada . Garda o enlace permanente.

One Response to Toharia: En el cambio climático se mezcla mito y realidad

  1. Alejandro Juárez di:

    Manuel Toharia no es ni ha sido nunca científico. Sencillamente porque nunca ha investigado nada y porque en consecuencia no posee publicaciones en revistas especializadas, sometidas a revisión interpares. Hablo por supuesto de investigar, no de publicar libros una vez que te has hecho popular como hombre del tiempo. No es un científico y menos un científico del clima. En este campo su palabra tiene el mismo valor que Rajoy citando a su primo. Su carrera ha consistido en trepar y eso sí que lo ha hecho bien. Es un buen ejemplo de la opinión por intereses que se menciona al final de la noticia.

    Durante mucho tiempo su caballo de batalla fue el negacionismo sobre el cambio climático, que fue muy bien apreciado hace años por las compañías eléctricas, entonces enemigas de las Energías Renovables (como ahora otra vez). Un artículo en la revista Estratos donde, unido al negacionismo del cambio climático, decía que lo realmente peligroso era que había mucha basura espacial que nos puede caer encima. Según Toharia eso sí que era peligroso y no lo del clima.

    Como siempre repite los cerriles clichés de que el clima siempre cambia, su odio acérrimo a los ecologistas a los que atribuye falsamente cualquier invento que se le ocurre.

    Algo especialmente sangrante es que para apoyar su negacionismo recurra a utilizar siempre a los países menos desarrollados, con argumentos cogidos por los pelos. Precisamente a los países que más van a sufrir con el cambio climático.

    Cualquiera que mire registros paleo climáticos, registros fósiles, incluso registros históricos humanos advertirá que efectivamente hay cambio climático. El clima empezó a cambiar cuando se formó el planeta y terminará el día que el planeta esté muerto. Nunca ha dejado de haberlo, ni antes ni después de la existencia del homo sapiens. A veces de forma muy abrupta.

    Lo que es más difícil de probar es si las acciones del ser humano están provocando un efecto rupturista y destructivo en la deriva de dichos procesos naturales, y que dicha ruptura no se daría de forma natural. Aunque fuera cierto, probarlo es muy difícil.

Deixa unha resposta