Los primeros materiales sólidos del Sistema Solar

Alrededor del recién nacido Sol, hace unos 4.600 millones de años, por colapso gravitatorio de una nube de gas, se formaron los planetas del Sistema Solar con el material remanente que formaba un disco en rotación alrededor de la recién nacida estrella. Es la teoría más aceptada entre los científicos. Los primeros sólidos que se formarían en el disco protoplanetario muy pronto y se encuentran en los meteoritos: son los fragmentos ricos en aluminio y calcio y los cóndrulos, unas esferas vítreas de tamaño milimétrico formadas por el calentamiento de los agregados de polvo todavía más fino e incrustados en las condritas. Una datación de esos materiales indica que se empezaron a formar al mismo tiempo, hace unos 4.567 millones de años, según una reciente investigación cuyos datos se han dado a conocer en la revista Science. Hasta ahora se pensaba que las cóndrulos se originarían unos dos millones de años después que las inclusiones ricas en aluminio y calcio (CAI), lo que indicaría que habría habido dos mecanismos diferenciados de alta temperatura implicados en estos procesos primiIlustración del proceso de formación de fragmentos de roca ricos en aluminio y calciotivos.

 

 

James N.Connelly (Universidad de Copenhague)y sus colegas han utilizado un método de datación por isótopos uranio/plomo para determinar la edad absoluta de muestras de estos dos materiales primitivos procedentes de meteoritos y su conclusión es que los cóndrulos empezaron a formarse a la vez que CAI en un proceso que duró unos tres millones de años, pero la formación de los segundos, los fragmentos ricos en calcio y aluminio, fue un episodio breve.

“El único registro de las etapas de formación de nuestro Sistema Solar procede de los primeros sólidos preservados del disco protoplanetario y que ahora existen como objetos de tamaño milimétrico o centimétrico, las CAI y los cóndrulos presentes en los meteoritos de tipo condrita”, escriben Nonnelly y sus colegas en Scince. “Estos objetos complejos han sido objeto de intensos estudios para intentar descifrar sus orígenes y, así, utilizarlos como registro de la dinámica del disco protoplanetario que formó el Sistema Solar”. Con sus nuevos datos de cronología, los investigadores rechazan que hubiera un intervalo de tiempo entre la formación de uno y otro material, lo que supone que pudieron hacerse en el mismo proceso físico.

El hallazgo no solo tiene implicaciones en el conocimiento del origen de los planetas del sistema Solar, ya que los astrónomos han observado procesos equivalentes en otros discos protoplanetarios en torno a otras estrellas, lo que sugiere que el mecanismo de formación de CAI y cóndrulos no es una característica exclusiva de las primeras fases de nuestro entorno planetario, sino un proceso corriente en el universo.

Esta entrada foi publicada en Exploración Sistema Solar, Sistema Solar e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta