Un asteroide podría chocar contra la Tierra en el año 2036: la ONU estudiará cómo evitarlo.

 

Los astrónomos estudian la trayectoria de un asteroide al que han puesto de nombre Apophis que tiene una posibilidad de 1 entre 45.000 de chocar con la Tierra el 13 de abril de 2036, y que si lo hiciera podría destruir una ciudad o región.

Aunque la probabilidad de colisión no parece muy grande, un mandato presidencial del Congreso estadounidense a la NASA para que actualice el seguimiento de los asteroides que se hallan próximos a la Tierra podría revelar la existencia de cientos o miles de objetos amenazantes para nuestro planeta, según afirma el ex astronauta Rusty Schweickart.

El procedimiento que cuenta con más adeptos para deshacerse de asteroides incómodos es utilizar una nave espacial que se sirviera de la gravedad para desviar al asteroide de su curso. Utilizando este medio, se necesitarían doce días para desviar a un asteroide como Apophis (que tiene unos 160 metros de largo) de su curso.

 Fuente:http://www.20minutos.es/noticia/203639/0/nasa/asteroide/tierra/

 

Esta entrada foi publicada en Cosmoloxía, Sistema Solar e etiquetada . Garda o enlace permanente.

5 Responses to Un asteroide podría chocar contra la Tierra en el año 2036: la ONU estudiará cómo evitarlo.

  1. Cristian Suárez di:

    Nuevos estudios revelan que no colisionará,el 13 de abril de 2029, el asteroide de 270 metros de diámetro se acercará a unos 36.000 kilómetros de la Tierra, un acercamiento record pero inofensivo. Apophis será visible a simple vista durante algún tiempo como si fuera una estrella que se mueve a gran velocidad.

  2. Xiomira di:

    se sabe que si Apofis llega a chocar contra la Tierra no la destruiría, se estima que sí causaría un daño masivo.

    A finales de 2012 y a comienzos de 2013 los astrónomos recopilarán información sobre el Asteroide Apofis. Se espera que esto nos ayude a entender mucho mejor su órbita. Esperamos que los datos eliminen cualquier posibilidad de un impacto con la Tierra en el año 2036.

    fuente.- http://espanol.earthsky.org/el-espacio/chocara-un-asteroide-asesino-contra-la-tierra

  3. Xiana Sánchez di:

    ¿Cuales serian las consecuencias si este o otro asteroide llegar a chocar contra nuestro planta?

    Debido a que el impacto implica una cantidad tremenda de energía. El si un asteroide de una milla de diámetro (alrededor de 2 km) chocara contra la Tierra, su velocidad y energía equivaldrían a un bomba con un millón de megatones, lo cual implicaría que la mayoría de la vida en el planeta fuera fulminada.

    Para comprender las implicaciones de un millón de megatones, habrá que explorar tamaños más pequeños. Si un asteroide del tamaño de una casa chocara contra la Tierra tendría una cantidad de energía comparable a la bomba nuclear que cayó en Hiroshima, unos 20 kilotones. Este destruiría todo en 1km a la redonda. De caer en una ciudad, el daño sería muy extenso.

    Si en cambio el asteroide midiera 60 metros, tendría una cantidad de energía equiparable a la bomba nuclear más grande construida hasta el momento. Un asteroide de estas características destruiría todo en 10km a la redonda.

    Entonces, un asteroide de 2 kilómetros con un millón de megatones tendría 10 millones de veces más energía que la bomba nuclear de Hiroshima. Este aplanaría todo a su alrededor en 200 o 400km a la redonda y provocaría daños graves hasta 2000km del punto de choque. La cantidad de polvo y escombros bloquearían el sol y provocaría que la mayoría de las cosas vivas en el planeta perecieran. Si además cayera en el mar, provocaría olas masivas de cientos de kilómetros de alto que desaparecerían por completo las costas cercanas.

  4. Patricia Lado di:

    Me parece que la colisión del asteroide con la Tierra es muy improbable dado que el riesgo del choque es de 1 entre 45000. Esta noticia hace eco de la actual corriente alarmista que hay Estados Unidos con respecto a la amenaza de impacto de cuerpos celestes.

    Estudios más recientes descartan un choque directo con la Tierra. Apophis solo realizará un acercamiento inofensivo, aunque no se descarta que quede atrapado por el campo gravitacional terrestre. De esta forma modificaría su órbita y podría colisionar contra nuestro planeta varios años después.

    La ONU está elaborando un protocolo para evitar que este y otros asteroides choquen contra nuestro planeta. El método a aplicar dependerá del tamaño del asteroide y del tiempo del que se disponga antes del impacto. Con el tiempo suficiente, lo más eficaz sería adosar una nave espacial al asteroide para impulsarlo y modificar su trayectoria. También podrían utilizarse otros métodos como hacerlo estallar o causar una colisión con una cohete espacial, aunque nos arriesgaríamos a que los fragmentos llegasen igualmente a la Tierra.

    Cada día llegan a nuestro planeta toneladas de material extraterrestre, que se desintegra al entrar en la atmósfera.

    Fuente: http://lacasaeuropa.blogspot.com.es/2009/12/apophis-y-nt7-crisis-panico-impacto.html

  5. Lorena Heredia di:

    Nueva informacion sobre el asteroide Apophis muestran que el que hasta ahora se creía tenía más probabilidades de impactar contra la Tierra en 2036, no representa una amenaza tan grande. Científicos de la NASA han calculado de nuevo la trayectoria de la super roca y el riesgo de una colisión es seis veces menor de lo que se creía. Sin embargo, el respiro es temporal. El asteroide tendrá una nueva oportunidad de ponernos nerviosos desconocida hasta ahora. Ocurrirá en 2068. Entonces habrá un posibilidad de choque de tres entre un millón, un dato que, afortunadamente, podría verse reducido a medida que se adquiera más información sobre su órbita.
    De llegar a producirse, el 13 de abril de 2036 el objeto caería probablemente en el agua, en cualquier lugar a lo largo de una franja que cruza en diagonal el Océano Pacífico, desde Siberia hasta las costas sudamericanas. No nos salvaríamos. Su enorme energía equivalente a más de cien mil bombas atómicas como la de Hisroshima sería suficiente para provocar tsunamis de varios cientos de metros de altura. Unas olas gigantescas aplastarían las costas de varios continentes. Apophis pasará a 32.600 kilómetros de la superficie de la Tierra, más cerca que la mayor parte de nuestros satélites de comunicación y meteorológicos. Sin embargo, los nuevos cálculos obtenidos con técnicas computacionales reducen la probabilidad de un armagedón a cerca de cuatro entre un millón (una entre 250.000).

Deixa unha resposta