¿Cómo se forman los planetas?

Hay dos teorías acerca de cómo se formaron los planetas en el Sistema Solar:

El modelo de acreción del núcleo:
Hace aproximadamente 4.600 millones de años, el Sistema Solar era una nube de gas y polvo conocida como nebulosa solar. La gravedad hizo colapsar al material sobre sí mismo cuando comenzó a girar, formando al Sol en el centro de la nebulosa.

Con el surgimiento del Sol, el material restante comenzó a agruparse. Las partículas pequeñas se agruparon, unidas por la fuerza de gravedad, en partículas más grandes. El viento solar ‘barrió’ los elementos más ligeros, como el hidrógeno y el helio, desde las regiones más cercanas, dejando sólo los materiales rocosos más pesados para crear los mundos terrestres más pequeños como Venus. Pero en las regiones más lejanas, el viento solar tuvo un menor impacto en los elementos más ligeros, permitiéndoles unirse para formar gigantes de gas. De esta manera se crearon los asteroides, cometas, planetas y lunas.

El modelo de inestabilidad del disco:Aunque el modelo de acreción del núcleo funciona bien para los planetas terrestres, los gigantes de gas habrían necesitado evolucionar rápidamente para capturar la gran cantidad de masa de gases más ligeros que contienen. Sin embargo, las simulaciones no han sido capaces de dar cuenta de esta rápida formación. Según los modelos, el proceso tarda varios millones de años, más del tiempo que los gases ligeros estuvieron disponibles en el joven Sistema Solar. Al mismo tiempo, el modelo de acreción del núcleo enfrenta un problema de migración, dado que probablemente los planetas “bebés” caerían en espiral hacia el Sol en un corto periodo de tiempo.

Según una teoría relativamente nueva, la de inestabilidad del disco, los terrones de polvo y gas se unen temprano en la vida del sistema solar. Con el paso del tiempo, estos terrones se compactan lentamente en un planeta gigante. Estos planetas pueden formarse más rápido que aquellos que lo hacen por acreción del núcleo, algunas veces en unos pocos miles de años, permitiéndoles retener los gases más ligeros que se escapan velozmente. También alcanzan rápidamente una masa que estabiliza su órbita, impidiendo que se precipiten hacia el Sol.

Conforme los científicos continúen estudiando los planetas dentro del Sistema Solar y alrededor de otras estrellas, mejor comprenderán cómo se forman dichos cuerpos.

 

Esta entrada foi publicada en Sistema Solar e etiquetada . Garda o enlace permanente.

3 Responses to ¿Cómo se forman los planetas?

  1. Cynthia Liñares di:

    Os planetas formáronse hai uns 4.500 millóns de anos, ao mesmo tempo que o Sol, co colapso gravitacional dunha pequena parte dunha nube molecular xigante. A maior parte da masa colapsante reuniuse no centro, formando o Sol, mentres que o resto se aplanou nun disco protoplanetario a partir do cal se formaron os planetas, lúas, asteroides e outros corpos menores do Sistema Solar. En xeral, os materiais lixeiros que non quedaron no Sol afastáronse máis que os pesados. Na nube de gas e po orixinal, que xiraba en espirais, había zonas máis densas, proxectos de planetas. A gravidade e as colisións levaron máis materia a estas zonas estas colisións entre corpos aínda prodúcense e foron fundamentais para a evolución do Sistema Solar o que fixo que os planetas se desprazasen con frecuencia. Este modelo foi desenvolvido por primeira vez no século XVIII por Emanuel Swedenborg, Emanuel Kant e Pierre-Simon Laplace, o modelo foi desafiado e refinado para incorporar as novas observacións. Os planetas e todo o Sistema Solar continúan cambiando de aspecto e agora crese que a migración planetaria foi responsable de gran parte da evolución temperá do Sistema Solar.

  2. Beatriz Diéguez di:

    La cronología sobre los principales acontecimientos en la fase más antigua de la historia del sistema solar, incluyendo el proceso de formación de los planetas, fue distinta de lo que creíamos hasta ahora. Así lo está comenzando a aceptar la comunidad científica, tras los inesperados resultados de una investigación, que respaldan lo dicho hace algún tiempo por unos pocos científicos.

    Estos resultados derivan de la recalibración de un “cronómetro” usado para la datación de sucesos geofísicos muy antiguos. Concretamente, gracias al uso de instrumentos más modernos y on resulados más concretos que los empleados en anteriores calibraciones, en esa investigación se descubrió que un isótopo del samario, el samario-146, empleado para la datación de la evolución del sistema solar, tiene un periodo de semidesintegración bastante inferior al que se le suponía.

    Se llama periodo de semidesintegración al tiempo trascurrido hasta que los núcleos atómicos desintegrados en una muestra inicial de un elemento alcanzan la mitad de la cantidad presente originalmente.

    El equipo de los físicos Michael Paul y Richard Pardo, del Laboratorio Nacional estadounidense de Argonne en Illinois, han descubierto que el periodo de semidesintegración del samario-146 es en realidad de sólo 68 millones de años. Una cifra evidenteente muy por debajo de los 103 millones de años que se le atribuía anteriormente a este periodo.

    Por tanto, crece en la comunidad científica el convencimiento de que hay que reajustar las fechas de las dataciones realizadas hasta ahora con ese isótopo. Y como consecuencia de ello, ahora resulta que la cronología de los primeros acontecimientos principales en la historia de nuestro sistema solar, incluyendo la formación de los planetas, abarca un periodo de tiempo más corto, es decir que todos esos acontecimientos ocurrieron más rápido de lo que se creía.

  3. Noelia Varela di:

    Es difícil precisar el origen del Sistema Solar. Los científicos creen que puede situarse hace unos 4.650 millones de años. Según la teoría de Laplace, una inmensa nube de gas y polvo se contrajo a causa de la fuerza de la gravedad y comenzó a girar a gran velocidad, probablemente, debido a la explosión de una supernova cercana.

Deixa unha resposta