Un cable roto en Moscú perturba el contacto con satélites rusos y la EEI

MOSCÚ, RUSIA (14/11/2012). Según Interfax, una empresa que realizaba excavaciones en los suburbios de Moscú rompió un cable durante trabajos de adecuación de la calzada Chelkovskoe, donde está el centro de control de vuelos, que hizo perder contacto a Rusia con sus satélites y con la Estación Espacial Internacional (EEI) un centro de investigación que se está construyendo en la órbita terrestre y situada a 360 Km de la Tierra. Su lanzamiento tuvo lugar el 20 de noviembre de 1988. Al principio tenía capacidad para 3 astronautas, pero ahora pueden estar 6 con presencia humana permanente en el espacio. En el proyecto participan Estados Unidos, Rusia, Japón, y Europa.

La ruptura de este cable cerca de Moscú, provocó que el Centro de control de vuelos estuviera privado de comunicación con sus especialistas que no tienen la posibilidad de dirigir a distancia los satélites civiles ni el segmento ruso de la ISS, ven a la tripulación y pueden comunicarse con ella, pero no pueden enviar instrucciones al segmento ruso, declaró una fuente espacial a la agencia Ria Novosti.

Sin embargo el director general de la empresa pública Tsnimash, de la que depende el centro de control de los vuelos, Guenadi Raikunov, negó que se tratara de un problema y que no influiría en el pilotaje de los aparatos espaciales ni la seguridad de la EEI. A su vez el portavoz de Roskosmos, Alexei Kuznetsov que declaró que la situación no cambia los planes de trabajo con la EEI, incluso en lo relativo al regreso previsto el 19 de noviembre de la tripulación. Para él, la EEI se halla fuera del alcance de las instalaciones de control rusas hasta las 22H30 GMT esperando que el cable esté reparado a esa hora, pero aunque no fuera así, podrían pilotar los aparatos espaciales por medio de satélites de retransmisión. Mientras tanto, la NASA estadounidense se encarga de su seguimiento.

La agencia estatal afirmó que el incidente podría  retrasar el retorno, previsto para el 19 de noviembre, de tres de los miembros de la EEI que terminan su misión.
Una de las fuentes anónimas citadas por la misma agencia afirmó que reparar el cable llevará 48 horas y que sus empleados buscaban el lugar exacto donde el cable fue dañado.
Rusia ha experimentado en los dos últimos años una serie de reveses en el sector espacial, el último de los cuales es el fracaso de la puesta en órbita, por un cohete Proton, de dos satélites de telecomunicaciones. En 2011, perdió su sonda marciana Phobos-Grunt y el lanzador Soyuz, con una nave de suministro Progress destinada al EEI. El cohete Soyuz es el único, después del retiro de los transbordadores estadounidenses en 2011, que hace posible enviar tripulaciones al EEI.

 

Esta entrada foi publicada en Telecomunicacións e etiquetada . Garda o enlace permanente.

One Response to Un cable roto en Moscú perturba el contacto con satélites rusos y la EEI

  1. Ignacio Pena di:

    A ISS (estacion espacial internacional o en inglés international space station) é un proxecto conxunto no que participan 16 países: os Estados Unidos, Rusia, Xapón, Canadá, Brasil e 11 países europeos a través da Axencia Espacial Canadiana (CSA/ASC), a Axencia Espacial Europea (ESA), a Axencia Xaponesa de Exploración Aeroespacial, a Axencia Espacial Federal Rusa e a NASA.
    A estación espacial encóntrase en órbita en torno da Terra a unha altitude de aproximadamente 360 quilómetros, un tipo de órbita denominada como órbita terrestre baixa. A estación orbita a Terra nun período de cerca de 92 minutos; o 1 de decembro de 2003 completara máis de 33.500 órbitas desde o seu lanzamento.
    A estación é servida primariamente pola Lanzadeira Espacial e polas unidades Soyuz e Progress. Hoxe en día o seu proceso construtivo está sen rematar, aínda que xa teña sido palco de experiencias científicas. Actualmente a estación ten capacidade para soportar tripulacións de tres persoas. Até 2004, todos os membros da tripulación permanente proviñan dos programas espaciais rusos ou norte-americanos. No entanto, a ISS xa foi visitada por bastantes outros astronautas, moitos deles doutros países (e, curiosamente, por dous turistas espaciais).

Deixa unha resposta